Encargos

¿Quieres un cuadro por encargo?

Un encargo consiste en un cuadro personalizado. Se trata de pintar con mi estilo expresionista abstracto las sugerencias del cliente. Sirven todo tipo de inspiraciones. Algunos me proporcionan la inspiración con una foto de un lugar especial. Otros me sugieren escuchar su canción favorita. Otros me explican el momento vital en el que se encuentran, o en el que se encuentra la persona a la que le van a regalar* el encargo. Entonces yo procedo a pintar lo que me transmiten. 

El proceso es el siguiente:

  1. Contacto:
  2. Medidas: Decidir medidas del lienzo. Las más comunes son: 80×60, 100×100.
  3. Inspiración: Proporcionar inspiración (fotos, canciones, tonalidades de un lugar, vivencias, etc.)
  4. Estudio: Yo procedo a crear estudios** de propuesta (mínimo 3)
  5. Deliberación: El cliente u obsequiado da el Ok de los estudios. 
  6. Puesta en marcha: Se pinta el cuadro en función del o de los estudios elegidos. 
  7. Entrega: En el plazo estimado y concordado con el cliente, se realiza la entrega del encargo.

*También hay la posibilidad de regalar un encargo. Se pactan las medidas y el «obsequiado» o  «obsequiador» decide de donde sale la inspiración y da el OK a los estudios.

** Los estudios son: bocetos, apuntes o croquis iniciales, para entender y dirigir la obra final y planear los posibles elementos que terminarán componiendo el cuadro encargado. Los estudios no van incluidos en el encargo, a no ser que el cliente los quisiera.

Algunos ejemplos:

¡Rellena este formulario de contacto para preguntar cualquier duda sobre los encargos!