Llançà

De vez en cuando hay que escapar

Si sois de redes, y me seguís en Instagram os habréis enterado de la situación, si no ahora os la cuento. Llevaba unos 3 meses desaparecida porque estaba de baja. Este pasado viernes me reincorporé al trabajo decidida a hacer muy bien mi trabajo y a obviar los malos rollos, pero acto seguido me despidieron. Como bien cuento en mi vídeo de Instagram veo todo esto como una oportunidad para hacer lo que realmente me gusta. Dedicarme al arte. Todo ese amor y ganas que le ponía a mi trabajo (me gustaba muchísimo) ahora lo voy a poner 100% en mi proyecto artístico. Ese mismo viernes hablé con mis padres y novio. Necesitaba desconectar de verdad y estar con los que quiero. Así que nos decidimos a ir a Llançà, la Costa Brava. Fuimos a un apartamento maravilloso llamado Casa Arena, en concreto este se llama Port, que recomendamos 100% porque estuvimos super a gusto y con unas vistas impresionantes. Me dediqué a pintar en la playa pasear y comer. También quedé con mi amigo artista Cres que vive en Llançà, me enseñó bien el pueblo y nos fuimos muy temprano a dibujar. Ha sido un fin de semana espectacular, en el que me he sentido superreconfortada y en el que he podido «escapar» un poco de la situación en la que estaba. He vuelto con muchas fuerzas y ganas de comerme el mundo y ¡dedicar todo mi amor y mis ganas al arte! Así que me tendréis por aquí dando la tabarra. Gracias Papa, gracias Mama, gracias Santi, gracias Cres y gracias Casa Arena por este fin de semana espectacular.